Sesión Cake-Smash

Las sesiones “Cake-Smash” se hacen con motivo del primer cumpleaños del bebé para tener un bonito recuerdo de este día tan especial, aunque no se haga el día exacto de su cumpleaños.

Consisten en ponerle al bebé una tarta a su alcance y que la destroce, se la coma, se pringue o haga lo que quiera con ella… pero siempre y ante todo que se lo pase bien. Mientras, yo fotografiaré esos momentos tan divertidos.

Tienen una duración aproximada de 1 hora.

Si quieres más información acerca de estas sesiones no dudes en ponerte en contacto conmigo.